Instituto Caribeño de Recursos Naturales: la constante dentro de la diversidad

Por Carlos M. García Cartagena Carlos

En su concepción más amplia, el Caribe comprende los Estados insulares y los territorios de países con costas, tanto en el Mar Caribe como en el Océano Atlántico (1).  Tiene una población de más de 42,5 millones[1] (2) distribuida en 29 países (3) que ocupan un área de 2.754.000 km2, y comprenden unas 7.000 islas, islotes, cayos y algunos arrecifes deshabitados.

Esta región cuenta con dos zonas horarias (4), en la que predominan cuatro idiomas (3), aunque se hablan otras lenguas nativas así como dialectos[2]. (5)

El Caribe alberga la mayor diversidad biológica del planeta, con solo el 2,3% de la superficie terrestre (6); concentra el 50% de las plantas y el 42% de los vertebrados terrestres (7), con una alta tasa de especies endémicas. No obstante, también es la región más vulnerable del mundo ya que siete[3], de los quince países más afectados por los eventos climáticos extremos, se encuentran en Centroamérica y el Caribe (8).

La magnitud de los problemas ambientales a los que se enfrenta el área, demanda voluntad política, responsabilidad y compromiso para resolverlos.  Lamentablemente, los vínculos históricos y sociopolíticos de las Antillas con diferentes metrópolis, configuraron una relación caracterizada por una proximidad aislada, que ha limitado la comunicación, las oportunidades de intercambio así como la coordinación y el desarrollo entre países vecinos.

En este marco tan diverso y al mismo tiempo tan particular, el Instituto Caribeño de Recursos Naturales (CANARI por sus siglas en inglés), decidió romper con la inercia y trabajar en las islas[4] con un esquema de colaboración Sur-Sur, orientado a la gestión sostenible de los recursos naturales y culturales, críticos para el desarrollo. El liderazgo de instituciones como CANARI genera la sinergia necesaria para, de manera conjunta, revertir el impacto negativo de las incorrectas decisiones del pasado y del presente.

Esta institución técnica independiente, sin fines de lucro, con sede en Puerto España, Trinidad, facilita y promueve enfoques participativos para conservar la biodiversidad y aumentar la resiliencia de los ecosistemas, a fin de mantener los bienes y servicios que estos aportan (9).

Realiza actividades de investigación; comunicación; asesoría en formulación y evaluación de políticas públicas; creación y fortalecimiento de capacidades para la gobernanza participativa de los recursos naturales; e iniciativas para el fortalecimiento de los medios de vida de las poblaciones rurales pobres, cuyos medios de vida dependen en gran medida del medio ambiente (9).

CANARI, cuya Junta Directiva ad honorem[5] está integrada expresamente por representantes de los diferentes países y territorios de la región, se propone impulsar una visión netamente caribeña para la gestión sustentable del medio ambiente.

CANARI estableció un Caribe Pequeña y Micro Empresa Acción Grupo de Aprendizaje donde los empresarios y organizaciones de apoyo están trabajando juntos para apoyar la creación de un sector empresarial verde sostenible en las islas en el Caribe .

Referencias

  1. The New York Botanical Garden. Caribbean Biodiversity Program. nybg.org. [Online] [Cited: marzo 19, 2015.] http://www.nybg.org/science/caribbean-biodiversity-program.php.
  2. Wikipedia. [Online] Wikipedia, Jan 31, 2015. [Cited: Feb 16, 2015.] http://en.wikipedia.org/wiki/List_of_Caribbean_island_countries_by_population.
  3. Society for Caibbean Linguistics. scl-online.net. [Online] 2012. [Cited: Feb. 16, 2015.] http://www.scl-online.net/FAQS/caribbean.htm.
  4. zonu.com. Standard Time Zones of the World. [Online] CIA – Central Intelligence Agency. [Cited: Feb. 16, 2015.] http://www.zonu.com/fullsize/2009-09-18-7096/Husos-horarios-o-zonas-horarias-en-el-Mundo.html.
  5. Briney, Amanda. about.com. [Online] about.com, 2015. [Cited: Feb 16, 2015.] http://geography.about.com/od/lists/a/caribbea-area.htm.
  6. United Nations Environment Programme. State of Biodiversity in Latin America and The Caribbean. unep.org. [Online] 2010. [Cited: Mar 19, 2015.] http://www.unep.org/delc/Portals/119/LatinAmerica_StateofBiodiv.pdf.
  7. Viña Dávila, Nicasio. Áreas Protegidas de Cuba y su rol en la coneservación de la biodiversidad y el desarrollo sostenible. Foro Internacional de Bioecononmía y Mecanismos Financieros. Santo Domingo : s.n., 2015.
  8. S. Kreft, D. Eckstein, L. Junghans, C. Kerestan y U. Hagen. GLOBAL CLIMATE RISK INDEX 2015. Birgit Kolboske and Lindy Devarti . Bonn : Germanwatch e.V., 2015. ISBN 978-3-943704-23-5.
  9. CANARI. Plan Estratégico de CANARI 2011-2016. Puerto España : s.n., 2012. ISBN 1-81-890792-19-5.
  10. Rowntree Lewis, Price Wyckoff. Diversity Amid Globalization. prenshall.com. [Online] Pearson, 2010. [Cited: Mar 19, 2015.] http://wps.prenhall.com/esm_rowntree_dag_3/32/8339/2134889.cw/index.html.

[1] Solo en el caribe insular.

[2] Español, francés, inglés y holandés.  También se hablan creole y papiamento, y en el caso de Centroamérica, diversas lenguas como el maya, el náhuatl y el quiché.

[3] Honduras, Haití, Nicaragua, República Dominicana, Guatemala, El Salvador y Grenada ocupan los lugares 1, 3, 4, 8, 9, 12, y 13 respectivamente.

[4] Todos los Estados independientes del Caribe así como en las provincias francesas de ultramar y los territorios y municipalidades del Reino Unido, los Países Bajos y los EE. UU. AA.

[5] Actualmente compuesta por representantes de Haití, Jamaica, República Dominicana, y Trinidad y Tobago